EN VÍSPERAS DEL DEBUT DEL RECRE

“La mirada recreativista de Jff Marín

Falta un solo día para que un Recreativismo grande, unido y fuerte se congregue una vez más en el Estadio Colombino.

Probablemente, más de diez mil espectadores nos demos cita en el primer partido como local del Real Club Recreativo de Huelva, y es que nadie de los que nos sentimos enamorados por el Decano del Fútbol Español puede tener ya dudas sobre todo el movimiento social que se ha generado durante las últimas dos semanas, tiempo que lleva transcurrido desde que dio comienzo la campaña de abonados del Recre.

Las previsiones eran buenas, pero esta “nueva Recremanía” ha desbordado todas las espectativas, llevando al Recreativo de Huelva hasta la primera posición en cuanto a número de abonados de los 80 equipos de la categoría de bronce, y superando a numerosos equipos que militan en segunda división. Este dato vuelve a confirmar, un año más, que el poder de la Afición Decana es inconmensurable, apenas comparable con la masa social de un par de equipos de España, salvando las diferencias en cuanto a la población de sus ciudades y la capacidad de sus estadios.

¿Quiénes de ustedes es capaz de imaginarse a diez mil Recreativistas fieles al Abuelo, entregados al sentimiento que nos une y dispuestos a dejarse la piel, la garganta y el alma por alentar a los jugadores que defienden el mayor legado de los onubenses? Yo sí soy capaz de imaginarlo, porque ya lo hemos vivido muchas veces, e incluso hemos llenado el Colombino cuando el Recre se ha visto entre la espada y la pared. Pero, ¿por qué dejarlo para el final de la temporada? ¿Por qué no considerar el partido de mañana como una de “nuestras finales”, la primera de diecinueve, tal y como si se tratase de un encuentro en el que el Decano se la jugara a vida o a muerte?

En fin, cada uno de nosotros es libre de elegir lo que quiere hacer con su tiempo y cómo emplearlo, pero sólo tendremos una oportunidad, ésta que se nos ha dado en la vida. Pienso que somos muy afortunados de haber nacido en los tiempos y tierras del Decano, de disfrutar de su existencia, de sus triunfos, de sus fracasos, y de participar activamente en ellos. Por eso, si aún queda un solo Recreativista apartado de esta nueva etapa en el Recreativismo, tenemos que traerlo al Colombino, pues cada eslavón es una pieza clave en el presente y en el futuro; tenemos que acorazarlo de blanco y azul, enseñarle nuestros cánticos de guerra, entregarle armas para la batalla, tales como banderas, bufandas, papelillos, y hacer que nuestra pasión albiazul sea precisamente eso: nuestra, de todos lo que formamos la gran familia Recreativista.

¡Comenta este artículo!

Sigue toda la información del Decano del fútbol español en nuestra página de twitter @Recreativismo.com y en Facebook  Recreativismo.com
Share

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *