Real Club Recreativo de Huelva

 

escudo-del-recreativo

DATOS GENERALES

  • Nombre completo: Real Club Recreativo de Huelva, S.A.D.
  • Ciudad: Huelva
  • Provincia: Huelva
  • Comunidad Autónoma: Andalucía
  • Fecha de constitución: 18 de diciembre de 1889

DATOS SOCIALES

CAMBIOS DE NOMBRE A LO LARGO DE SU HISTORIA

  • Huelva Recreation Club (1889-1903)
  • Club Recreación de Huelva (1903-1909)
  • Real Club Recreativo de Huelva (1909-1931)
  • Club Recreativo de Huelva (1931-1932)
  • Onuba Foot-ball Club (1932-1941)
  • Club Recreativo Onuba (1941-1945)
  • Real Club Recreativo de Huelva (1945-1999)
  • Real Club Recreativo de Huelva, S.A.D. (desde 1999)

TÍTULOS NACIONALES

1 Liga de Segunda División:

  • 2005/06

9 Ligas de Tercera División:

  • 1929/30
  • 1930/31
  • 1946/47
  • 1950/51
  • 1956/57
  • 1958/59
  • 1960/61
  • 1968/69
  • 1973/74

ESTADIO:

  • Nombre: Estadio Nuevo Colombino                                                                                      
    Año de inauguración:
    2001
  • Cambios de nombre:
  • Estadio Nuevo Colombino (2001-)
  • Capacidad: 21.670 espectadores

OTROS ESTADIOS:

  • Campo del Velódromo (1892-1957)
  • Estadio Municipal / Estadio Colombino (1957-2001)

a-1889

ESCUDOS

Sin título-6

UNIFORMES 

Sin título-1

ORÍGENES Y ANTECEDENTES

Tienen el gran honor tanto la provincia como la ciudad de Huelva de ser unas de las pioneras en España a la hora de introducir el fútbol. Desde que en el lejano año de 1873 el Gobierno español cediese en arrendamiento la explotación de las minas de Riotinto a una compañía británica, Rio-Tinto Company Limited, poco a poco una cantidad importante de súbditos de esa nacionalidad fueron instalándose paulatinamente en la localidad de Minas de Riotinto como empleados capacitados en dirigir la extracción de metales y controlar a una considerable población de obreros donde, además de la local y onubense, también se contaba con mano de obra procedente de otras provincias y portugueses que llegaban atraídos por los buenos salarios.

Mientras tanto y en la ciudad de Huelva, aprovechándose el magnífico servicio que de un lado ofrecía el río Odiel y de otro los servicios propios de una capital provincial, se instaló otro grupo mucho más reducido que el alojado junto a las minas, en esta ocasión, encargado de la administración de la empresa y en la gestión de un muelle que se construyó expresamente para dar salida por vía marítima a toda aquella enorme cantidad de provechosos minerales que debían ser exportados a otras latitudes. Hierro básicamente y otros elementos como cobre, manganeso, plata e incluso oro, fueron transportados mediante una línea de ferrocarril tendida entre ambas poblaciones, convirtiéndose la ciudad y su provincia en uno de los focos donde más ingresos se generaban para el estado.

A finales de los años setenta los británicos asentados junto a las minas, que vienen compartiendo sus aficiones y costumbres de forma conjunta desde su llegada, constituyen en 1878 con la inestimable ayuda de la empresa una exclusiva asociación de índole recreativo a la que denominan Riotinto English Club o Club Inglés de Riotintola cual convertirán en su centro neurálgico y que irá acompañada en lo sucesivo de la construcción de una pequeña barriada de viviendas edificada para su particular uso, ubicándose en ella a continuación la residencia del director general.

Los residentes oriundos de las islas traen consigo inevitablemente toda su cultura  y durante sus ratos de ocio harán gala de gran variedad de actividades entre las cuales figuran, además de las clásicas ligadas a la componente social, otras de carácter deportivo con disciplinas tan desconocidas en estas tierras como el lawn-tennis y el cricket que comportan una inusitada curiosidad por parte de los nativos que expresan una mezcla de asombro y extrañeza a partes iguales.

Iniciados los años ochenta y arrastrados por el éxito que tiene el fútbol en el Reino Unido, parte de estos socios empiezan a practicar este deporte jugando entre sí en las inmediaciones del local social, espacio al aire libre donde se da rienda a otras actividades como el polo que requieren de holgadas extensiones. En lo sucesivo estos socios marcharán tanto a Huelva como a Sevilla para disputar encuentros de fútbol frente a equipos de las respectivas localidades, formándose combinaciones varias entre ellos que van desde equipos donde escoceses se enfrentan a ingleses hasta equipos donde los de Minas de Riotinto juegan frente al representante de Sevilla o los de Sevilla frente a un combinado de Minas de Riotinto-Huelva, pasando por partidos donde concurren británicos frente a oriundos británicos nacidos en España. Conocidos serán en esta época las citas que anualmente se dan cita en Sevilla con motivo de las fiestas navideñas, muy sentidas para personas que permanecen alejadas de su patria.

HISTORIA DEL CLUB

1889 – 1890

Mediados los años ochenta de la España decimonónica, el staff de la empresa británica se encuentra asentado cómodamente en Huelva, ciudad más cosmopolita que Minas de Riotinto a pesar de sus apenas dieciocho mil habitantes, habiéndose convertido su puerto en un gran foco de atracción laboral que hace incrementar su economía y población de forma notable. Los ciudadanos británicos, dada su privilegiada posición, mantienen contactos con las fuerzas vivas locales, élite básica en cualquier sociedad estructurada para la cual la empresa y todo lo que le circunda se ha convertido en un importante grupo mediático con amplio poder, afectando su presencia en la toma de decisiones y en la vida social local donde su relevancia queda diariamente reflejada a través de la prensa. Hacia 1884 se citan en la ciudad dos personajes que van a ser claves en la historia onubense, de un lado William Alexander Mackay, médico que es contratado para prestar servicio en la compañía y casualmente hermano del presidente del Rio-Tinto English Club, John Sutherland Mackay, y del otro Wilhem Sundheim de la Cueva, empresario hispano-alemán que llevaba muchos años residiendo en Sevilla donde alcanza a ser presidente del Club de Regatas de Sevilla entre 1881-84 y quien había propiciado la llegada de la empresa británica a esas tierras, siendo además partícipe de ella.

De la amistad entre ambos surge la idea de organizar un grupo destinado a implementar actividades recreativas para los residentes británicos de la ciudad similar en su contenido al que el club de Minas de Riotinto lleva realizando desde pocos años antes, formándose un grupo de personas que suelen organizar eventos culturales y deportivos durante las fiestas patronales y en ocasiones propicias. Este grupo que es denominado en prensa como Club de Recreo, se convertirá en el alma de lo que fraguará años después gracias a la incorporación de un número superior de participantes. El número de británicos en Huelva hacia 1888 es significativo y muchos son los que orbitan alrededor del grupo que lideran Mackay y Charles Adams, un consumado deportista y gran aficionado del cricket, propiciándose el caldo de cultivo necesario para la creación de un club, paso definitivo que se alcanza al año siguiente cuando el 18 de diciembre de 1889 queda constituido el Huelva Recreation Club con Charles Adams como presidente de honor y Pedro de Soto como presidente ejecutivo, asociación que será presentada públicamente en el Hotel Colón el día 23 y que desempeñará una gran labor en la introducción del fútbol en nuestro país.

La principal labor de la sociedad onubense desde el punto de vista deportivo es el fomento del lawn-tennis, un deporte en alza que tiene mucha aceptación entre la comunidad británica y de forma totalmente secundaria la de otros deportes, entre ellos el fútbol y el cricket, deporte este último que suelen practicar con cierta frecuencia al ser el más atractivo para ellos en ese momento dentro de los juegos en equipo y que desarrollan en las instalaciones anexas a la fábrica de la empresa The Huelva Gas Company Ltd., suministradora de gas para la iluminación de la ciudad. La actividad de la nueva sociedad no se detiene en el desarrollo de distintas disciplinas deportivas para mantener en forma el cuerpo, sino que además se va más allá y se adoctrina el espíritu combinándolas con otras actividades culturales como los bailes de salón cada una de las noches de los sábados y en vísperas de fechas señaladas, así como el senderismo y la realización de distintas excursiones a zonas atractivas de la geografía andaluza.

1890 – 1900

Recién estrenada la flamante asociación onubense, en el mes de febrero reciben por parte de otra asociación también neonata, es este caso el Sevilla Foot-ball Club (dicho club desapareció dos años después, fundandose el actual Sevilla Fútbol Club en el año 1905 con nuevos estatutos), una invitación para concretar un encuentro de fútbol en el Hipódromo de Tablada de la capital hispalense con el ánimo de seguir una tradición emprendida en los años anteriores con la diferencia de que ahora representan a dos clubs, disputándose este encuentro el 8 de marzo de 1890 con el resultado final de 2-0 favorable a los sevillanos. Este encuentro registra varios records y es histórico puesto que supone el primer encuentro disputado en España entre dos clubs constituidos, es el primero entre dos clubs pertenecientes a ciudades distintas y es el primero jugado bajo las reglas de la Football Association entre clubs. Más tarde se sucederán enfrentamientos con el Rio-Tinto English Club y con sociedades de las mismas características como el poco conocido Club Inglés de Málaga, siendo también habituales la disputa de encuentros frente a tripulaciones de barcos de visita en la ciudad y clubs procedentes de Gibraltar, mientras el 20 de agosto de 1892 se inaugura el Campo de El Velódromo, un feudo construido por la Rio-Tinto Company Ltd. que será cedida como usufructo. Sin embargo y sin aparente explicación, quizás por la falta de rivales, el ritmo de partidos amistosos frente a clubs de otras localidades de su ámbito geográfico decrece considerablemente y tan solo los encuentros frente a tripulaciones, sobre todo británicas, mantienen en activo al club hasta que este languidece hacia 1893.

A partir de esta fecha no se encuentran apenas referencias directas del club y el Seaman’s Institute, una organización de carácter religioso alojada en Huelva desde 1891, es quien se gana los favores de la empresa minera. El Seaman’s Institute opera desde un edificio cedido por la Rio-Tinto Company Ltd. al mando del cual se hallan algunos miembros relacionados con la empresa y con el club deportivo quienes se convierten en sus benefactores, siendo William A. Mackay uno de los principales responsables por su profesión de médico. Este organismo, que se encarga de acoger a marineros británicos desembarcados en la ciudad que por razones de enfermedad o por cualquier otro motivo permanecen desamparados, funciona como casa de reposo tanto para convalecientes no relacionados con la navegación como para marineros que, una vez dados de alta, esperan el momento idóneo para regresar a su país. En 1896 Charles Adams entrega el club que preside al Seaman’s Institute para que se haga cargo de este al no presentar actividad, creándose una comisión en el organismo religioso durante 1897 que organiza encuentros de fútbol en el Velódromo como herramienta de sanación, terreno que sirve igualmente para que la población autóctona, sobre todo juvenil, también practique esta actividad.

1900 – 1910

Con el inicio del siglo XX la práctica futbolística empieza a resurgir hasta que en mayo de 1902 tiene lugar en Madrid un acontecimiento que marcará un antes y un después. En la capital del reino se citan varias sociedades de reciente cuño dedicadas exclusivamente al fútbol procedentes de diversos puntos de la geografía nacional con el ánimo de disputar un torneo en conmemoración de la coronación de S.M. el Rey D. Alfonso XIII. El éxito que este alcanza repercute a nivel nacional y comenzado el año 1903 se plantea en Huelva reorganizar la actividad aparcada desde 1896, máxime cuando en el mes de abril la prensa incide en la necesidad de crear un equipo desde la base del que fuera Huelva Recreation Club, sugeriéndose que este quede formado por antiguos y nuevos jugadores de la última generación. William A. Mackay acepta el reto y tras unas semanas de preparación se inician las gestiones para reflotar un club que, ahora sí, formalice sus situación conforme a la requerido por la Ley de Asociaciones como lo vienen haciendo algunos clubs nacionales entre 1901 y 1902, siendo el 18 de mayo de 1903 la fecha en la que queda registrado el Club Recreativo de Huelva en el Gobierno Civil con Mackay al frente.

La asociación onubense resurge de su letargo con nuevos estatutos y horizontes deportivos, vistiendo camisa blanca con pantalón azul oscuro y el ánimo de formar una plantilla con la cual poder acudir al Campeonato de España en ediciones futuras. Esta aspiración no obstante tardará unos años en cumplirse y cuando se efectúa en 1906, se hace con un equipo donde la gran mayoría de sus integrantes son jugadores procedentes de Minas de Riotinto, algunos de ellos de gran calidad técnica. Tras esta edición donde no depara un gran papel, repetirá nuevamente en 1907, protagonizando en los años siguientes numerosos encuentros amistosos y llegando bajo esta tónica hasta 1909 en el que recibe el título de Real por su prestigio y solera. La entidad onubense pasa a denominarese Real Club Recreativo de Huelva, además de variar su uniforme, estrenando camisa blanquiazul y pantalón blanco. La asociación onubense, dada su gran tradición, es invitada para dar cuerpo a la futura Federación Española de Clubs de Foot-ball, la primera organización que va a constituirse a nivel estatal en nuestro país, pero llegada la fecha del 14 de octubre no se encuentra entre los diez constituyentes, ingresando en este organismo más tarde pero ya en noviembre.

1910 – 1920

La popularidad del fútbol en la ciudad aumenta y en 1910 se funda un nuevo conjunto, el Onuba Foot-ball Club, quien rivaliza con los recreativistas durante un par de años hasta que termina desapareciendo. A este le sucede en 1913 otro contendiente, el Huelva Foot-ball Club, quien tampoco consigue arrebatarle a los recreativistas la hegemonía local, surgiendo posteriormente otras sociedades como el Libertad F.C. en 1918. La entidad onubense a base de empeño organiza el Campeonato de Andalucía durante varios años, conquistando las ediciones realizadas entre las campañas 1903/04 y 14/15 en las que marca su supremacía.

El 15 de mayo de 1915 nace con el ánimo de agrupar a todos los clubs andaluces la Federación Regional Sur de Clubs de Foot-ball, con sede en Sevilla. Esta organización es dirigida primordialmente por personas vinculadas a clubs sevillanos y pronto saltan enfrentamientos con los representantes de otras provincias entre los que destaca la entidad onubense. El Real Club Recreativo de Huelva se adjudica el Campeonato 17/18 y en los años sucesivos experimenta un bajón deportivo considerable a nivel regional por la aparición de un profesionalismo cada vez más generalizado que beneficia, sobre todo, a los clubs hispalenses.

1920 – 1930

La entidad empieza a perder progresivamente  jugadores que fichan por otros clubs con mayor poder presupuestario y para mantener su nivel ha de realizar costosos esfuerzos financieros que le encaminan hacia un territorio oscuro, terminando abruptamente todo el 13 de octubre de 1925 cuando los recreativistas son expulsados de la Federación Regional del Sur por no satisfacer en fecha acordada las deudas contraídas.

El mazazo deportivo es considerable y el Real Club Recreativo de Huelva no compite en el Campeonato Regional de Primera Categoría Grupo A de la edición 25/26 como tampoco lo hará en la campaña siguiente 26/27. La crisis institucional es de órdago y la sociedad decana de los clubs onubenses queda inactiva durante largos diecinueve meses en los que no disputa un solo encuentro en espera de la llegada de tiempos mejores. El testigo en orden de importancia lo recoge a todos los efectos el Titán Foot-ball Club, una sociedad fundada en 1917 que viene actuando en Primera Categoría Grupo B la cual viste camisa celeste con pantalón blanco y que a partir de ese instante contará con los mejores efectivos de la provincia. Tras casi dos años de penurias, el 20 de mayo de 1927 el Real Club Recreativo de Huelva se reorganiza contando con Montagu Brown en la presidencia y reinscribiéndose en julio para reiniciar su vida deportiva tras el pertinente consentimiento federativo, volviendo a competir en la temporada 27/28 nuevamente en el Grupo A de Primera Categoría.

La pérdida de potencial deportivo y carencia de títulos a nivel nacional pese a ser el uno de los clubs más antiguos, sin embargo hace que no sea incluido en las divisiones organizadas por la RFEF para la temporada 28/29, la primera que se disputa bajo el nuevo formato de Liga. En la temporada 29/30 debuta en Tercera División, categoría esta que se trata de un trámite para dilucidar quien asciende a Segunda División. El conjunto onubense se proclama Campeón de su grupo, pero en los Cuartos de Final es eliminado por el Cartagena F.C.: 2-1 en casa y 5-0 en la vuelta.

1930 – 1940

En la campaña 30/31 conquista de nuevo el Campeonato de Tercera División y pasa a disputar el ascenso. En Cuartos de Final elimina al Sporting Club de Canet: 1-1 en el Puerto de Sagunto y 3-0 en casa. Exento de las semifinales se enfrenta en la Final al Real Club Celta de Vigo: 4-0 en la ciudad gallega y 3-0 en casa. Este resultado solivianta a la afición onubense y se producen graves incidentes, siendo multados los andaluces por la RFEF contundentemente. El 14 de abril de 1931 se instaura la II República y poco tiempo después la entidad cambia de nombre pasando a ser conocida como Club Recreativo de Huelva.

El 25 de octubre de 1931 es una fecha clave dentro de lo que va a ser el futuro deportivo y social del club. Se juega en el Velódromo un partido crucial valedero para el Campeonato Regional entre los locales y el Betis Balompié, precisando estos últimos de los dos puntos en disputa. La Federación Regional del Sur envía un delegado, un árbitro principal y un árbitro suplente simpatizantes béticos, más unos jueces de línea también sevillanos. A falta de siete minutos y en medio de un ambiente altamente cargado, el encuentro se suspende ante los graves altercados protagonizados en las gradas con distintas peleas y dentro del terreno de juego, registrados entre jugadores de ambos bandos. La suspensión del encuentro es tomada por los onubenses como una provocación y más a sabiendas de lo que iba a ocurrir tras la elección de los colegiados. Dado el manifiesto desagravio, la entidad decide retirarse inmediatamente de la Federación Regional del Sur con la cual mantiene discrepancias desde su ingreso en 1915 y permanecer a la espera de una solución que resuelva el contencioso creado. Tras varias semanas de deliberación, el 14 de noviembre el club onubense es sancionado con diecisiete mil pesetas de multa, toda una fortuna entonces, fuera de lugar y desproporcionada. Otros clubs andaluces no sevillanos intentan seguir la estela de los onubenses conscientes de la situación creada, y mueven los hilos para crear una nueva Federación que les represente de manera ecuánime. Ante la magnitud que adquieren los acontecimientos la FEF, temerosa de que se produzca un cisma que acabe con la confirmación de dos federaciones andaluzas, en una hábil jugada no ratifica la sanción impuesta sobre los recreativistas por considerar que estos tienen razón con lo abultado de la sanción, pero al mismo tiempo consciente de que la autoridad de una de sus federaciones ha sido vulnerada y puesta en entredicho, decide suspender al Club Recreativo de Huelva de emplear durante cinco años su nombre original.

De este modo, el 12 de diciembre de 1931 la entidad cambia obligatoriamente de nombre pasando a ser conocida como Onuba Foot-ball Club, disputando varios encuentros amistosos y otros de carácter provincial para mantener en forma a su plantilla. Ante esta situación forzosa, es entonces cuando se empiezan a mantener conversaciones con la Federación Extremeña para dar cabida al Onuba F.C. y al resto de los clubs onubenses, cristalizando el 30 de octubre de 1932 con la constitución de la Federación Regional de Fútbol del Oeste. El Onuba F.C. es el club con más potencial en dicho organismo y se adjudica el Campeonato Regional durante las ediciones 32/33 y 33/34, participando en el Campeonato de España hasta que la Guerra Civil corta entre 1936 y 1939 la progresión del conjunto andaluz, todo ello cuando se había reingresado desde 1935 en la Federación Regional Sur nuevamente y el castigo federativo estaba casi cancelado, a punto de recuperarse la denominación anterior.

Finalizada esta en 1939 y tras el consiguiente clima de posguerra y falta de recursos, la mayoría de los clubs adscritos a la Federación Oeste carecen de medios para competir, generalmente como consecuencia de terrenos de juego en mal estado y, ante la imposibilidad de organizar competiciones, ingresan muchos de ellos en la Federación Regional del Sur quien los ampara provisionalmente. Ya a partir de 1950 y con la llegada de la normalidad y estabilización del fútbol en la zona, Extremadura contará con su propia federación. En la temporada 39/40, el club onubense es encuadrado en el grupo V de Segunda División, debutando con un sexto puesto que al término de la misma le hace descender. Los años cuarenta los pasa íntegramente en Tercera División a pesar de que tiene varias ocasiones para abandonarla.

1940 – 1950

En la campaña 40/41 es segundo de su grupo, pasando a la Fase Final la S.D. Ceuta. En enero de 1941 con la puesta en práctica de la nueva Ley que prohíbe los extranjerismos pasa a denominarse Club Recreativo Onuba, nombre que abandona en 1945 cuando solicita con éxito a la Federación Regional del Sur recuperar la denominación tradicional y volver a ser de nuevo Real Club Recreativo de Huelva. Durante la campaña 46/47 es Campeón de grupo, cayendo en la Fase Intermedia al ser colista de ocho aspirantes.

1950 – 1960

Comenzada la década de los años cincuenta persigue su sueño de volver a militar algún día en Segunda División. Para ello organiza con empeño plantillas destinadas a tal fin, pero la adversidad le persigue. En la campaña 50/51 es Campeón, pero en la Fase Final es eliminado al ser cuarto de un total de seis aspirantes. Cinco temporadas más han de transcurrir hasta que en la sesión 56/57 conquista de nuevo el Campeonato de Tercera División y consigue por fin ascender a Segunda División al eliminar en primera instancia a la U.D. Melilla: 3-0 en casa y 1-0 en el Álvarez Claros; y Elche C.F. en la Final: 2-0 en El Velódromo y 1-2 en Altabix. Sin embargo, su estancia en la categoría de plata es efímera siendo decimoquinto tras un apretado final, puesto que le condena al descenso.

Ante el aumento de su masa social y el empuje del fútbol en los años cincuenta, cuenta desde el 6 de septiembre de 1957 con un nuevo terreno de juego; el Estadio Colombino, abandonando el viejo Velódromo. El club blanquiazul se convierte en un club ascensor y en la campaña 58/59 vuelve a la categoría de plata tras ser Campeón de grupo y eliminar en la Promoción a Calvo Sotelo C.F.: 3-1 en casa y 1-2 en Puertollano; y a Albacete Balompié en la Final: 1-1 en el Carlos Belmonte y 3-0 en casa. Como sucediera en la anterior oportunidad, el club aguanta una sola temporada en Segunda División, en esta ocasión tras ser decimotercero y perder la Promoción de Descenso ante el C.D. Castellón: 3-1 en la ida y 1-2 en casa.

1960 – 1970

Los años sesenta empiezan con la misma tónica pues en la campaña 60/61 asciende nuevamente a Segunda División tras ser Campeón de grupo y eliminar en la Promoción a C.F. Calvo Sotelo: 4-1 en casa, 3-0 en Puertollano y 1-0 en el desempate disputado en Badajoz; y finalmente a Club Ferrol: 1-2 en la ciudad gallega y 1-1 en casa. Por fin llega un periodo de estabilidad y durante siete temporadas milita de forma consecutiva en Segundad División, destacando las campañas 61/62 y 62/63 en las que es quinto clasificado. El resto de comparecencias son en puestos retrasados de la tabla clasificatoria hasta que en la sesión 67/68 desciende a Tercera División por la reestructuración que sufre la categoría de plata. Los clasificados entre noveno y decimosexto puesto, ambos incluidos, pierden su plaza y el Real Club Recreativo de Huelva es decimotercero.

Cabe destacar que desde el año 1965 el club celebra en verano uno de los torneos más prestigiosos de nuestro pais, el popular Trofeo Colombino, dotado con su famosa y prestigiosa carabela de plata. Deportivamente llega un ciclo de seis temporadas en Tercera División intentando salir de la misma. En la campaña 68/69 es Campeón, pero cae en la Promoción ante la U.D. Salamanca: 2-3 en casa y 0-0 en la vuelta.

1970 – 1980

En la campaña 73/74 no perdona la oportunidad y asciende directamente a Segunda División tras ser Campeón de su grupo. En la categoría de plata mantiene una evolución progresiva que le lleva en su cuarta temporada, 77/78, a ser subcampeón y ascender a Primera División con dieciocho victorias, diez empates y diez derrotas, siendo entrenador Eusebio Rios y presidente José Martínez Oliva. Por fin el club onubense milita en Primera División entre los grandes con una ilusionada afición, ávida de ver pasar por el Colombino a las grandes estrellas del momento. El debut por el contrario es negativo, puesto que se es decimoctavo y colista con tan solo ocho victorias y cinco empates, quedando bastante descolgado. A este contratiempo se le suma una crisis económica fruto del elevado coste que supone la primera categoría que casi hará desaparecer la entidad poco tiempo después.

1980 – 1990

La década de los años ochenta empieza con varios sobresaltos a nivel deportivo que casi le cuestan el descenso a Segunda División B. A pesar de la falta de liquidez, el conjunto onubense es capaz de mantenerse en la categoría y superar sus adversidades e incluso tener la opción de regresar a Primera División, caso de la campaña 88/89 en la que es quinto. Cosas del fútbol, en la siguiente temporada 89/90 desciende a Segunda División B al ser decimonoveno con doce victorias y cinco empates.

1990 – 2000

Se abre una brecha económica en la caja del club y la crisis vuelve a aparecer con fuerza, pero los onubenses reaccionan deportivamente y son subcampeones en la edición 90/91. Lamentablemente son segundos también en la Liguilla de Ascenso al ser superados por el Real Madrid C.F. “B”, quedando detrás A.E.C. Manlleu y San Sebastián C.F.. Tras dos campañas lejos de los puestos que dan opción a disputar la Promoción de Ascenso, en la temporada 93/94 vuelven a la carga como terceros clasificados. En esta ocasión durante la Liguilla su fútbol flaquea y son colistas superados por Getafe C.F., U.E. FigueresDeportivo Alavés.

En la campaña 94/95 casi descienden a Tercera División y gracias al sprint final consiguen mantenerse. Recuperados del lapsus, en la sesión 96/97 son cuartos en Liga y realizan una buena Promoción aunque siendo superados finalmente por el C.D. Numancia. Detrás quedan Club Gimnástic de Tarragona y C.D. Manchego. El ansiado ascenso de categoría se produce en la campaña siguiente 97/98, en la que son subcampeones de grupo y líderes en la Liguilla al imponerse a Barakaldo C.F., Real C.D. Espanyol de Barcelona “B” y Real C.D. de La Coruña “B”. El reencuentro con la categoría de plata es plácido y el club termina duodécimo en la campaña 98/99.

En 1999 afronta su conversión en Sociedad Anónima Deportiva, reuniendo dos mil setecientos millones de pesetas en capital social para poder seguir militando en la LFP. La venta del Estadio Colombino en la Isla Chica le proporcionan tal cantidad y el club se convierte en Real Club Recreativo de Huelva, S.A.D.. Finalizada la temporada 99/00, el Real Club Recreativo de Huelva es vigésimo primero y desciende a Segunda División B. Sin embargo, el descenso administrativo y posterior desaparición del C.P. Mérida hace que los onubenses sean repescados para seguir en la categoría.

2000 – 2010

El nuevo siglo empieza con el ascenso a Primera División de la temporada 01/02 tras ser tercero en Liga con Lucas Alcaraz en el banquillo y Francisco Mendoza de presidente, habiéndose inaugurado el 8 de noviembre de 2001 el Nuevo Colombino, un moderno estadio que sustituye al viejo Colombino. Para tal evento, se disputa un partido amistoso entre el equipo local y el Newcastle United F.C. con resultado final de 3-0, anotando Pavón el primer gol de la historia de este campo. Su reestreno entre los grandes después de casi un cuarto de siglo de ausencia termina como en aquella ocasión, descendiendo al término del mismo al concluir en decimoctavo puesto, a siete puntos de la salvación. Sin embargo, en la Copa de S.M. el Rey consiguen meterse en la Final, única vez en su larga historia, perdiendo el 5 de marzo en el ilicitano Martínez Valero ante el Real C.D. Mallorca por 0-3.

La entidad andaluza desde su conversión en S.A.D. experimenta un notable cambio en sus estructuras, optando a estar entre los grandes como no sucedía en antaño. Fruto de ello es el nuevo ascenso a Primera División de la temporada 05/06 como Campeón con Marcelino García Toral en el banquillo y su permanencia entre los grandes durante tres temporadas consecutivas hasta que en la edición 08/09 sucumbe al ser vigésimo y colista. En este último ciclo pasan por el club jugadores como: Santi Cazorla, Uche, Sinama Pongolle, Viqueira, Javi Guerrero o Rosu. La temporada 09/10 es la del regreso a la categoría de plata en un campeonato plácido en donde no pasa apuros y en donde del mismo modo tampoco tiene opciones para aspirar a algo más, siendo uno de los pocos clubs que no anda asediado por el descenso y que acomete cada encuentro con meridiana tranquilidad.

2010 – 2020

En la campaña 10/11 tiene un mal inicio y se presagia lo peor, dando un giro radical a medida que transcurren los encuentros al obtener la horma de su zapato con el cambio de técnico. En la segunda vuelta se estabilizan y se convierten en un grupo fuerte, alcanzando una duodécima plaza satisfactoria respecto a cómo empezaron las cosas. La edición 11/12 se caracteriza por la caída libre que experimentan los blanquiazules, dejando perder en los últimos encuentros el colchón de puntos que les separaba de los puestos de apuro y quedando en un decimoséptimo puesto que no satisface a nadie.

*Fuente: lafutbolteca.com // Imágenes: Recreativismo.com

Sígue toda la información del Decano del fútbol español en nuestra página de twitter @Recreativismo.com y en Facebook Recreativismo.com.

Share

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *